domingo, 23 de mayo de 2021

[Life Update #2] ¿Qué estoy haciendo con mi vida? Spoiler: Sigo sin saberlo.

 ¡Feliz semana! Bienvenidos a la segunda parte de esta sección de *local woman overshares on the internet*

                                

Como había mencionado en la entrada previa a esta el objetivo de esta sección es contarles cómo va mi vida y qué estoy haciendo durante la semana. La primera entrega fue el 23 de enero y pueden leerla aquí. No es como que mucho haya cambiado pero sí tengo nuevo contenido del qué quejarme. Sin más dilación, empecemos. 

1. Trabajo. 


Afortunadamente aún tengo trabajo pero últimamente he estado muy preocupada por el nivel de exposición que estoy teniendo ante el covid y las pocas medidas que toma nuestro gobierno son, en resumen, una mierda. Llevo siete meses trabajando en el mismo lugar con un sueldo fijo y *redoble de tambores* este mes ya apliqué para poder recibir los uniformes y un carné de identificación. Siento que a pesar de no ser un trabajo relacionado con mi carrera realmente he aprendido a disfrutarlo y a sacar el mayor provecho de él, tanto que estoy a punto de inscribirme para realizar el TOEFL. Esperemos que no surja un virus zombie o algo por el estilo antes de que pueda intentarlo.

2. Universidad. 


Voy a ser honesta y diré que para el momento en que empecé a escribir esta entrada literalmente esa imagen describía mi vida. Sin embargo, actualmente nos encontramos en paro en apoyo a las grandes movilizaciones nacionales que se han venido realizado desde el mes pasado aquí en Colombia. Mi universidad es pública así que no hemos estado recibiendo clases sino que más bien se están dedicando a brindar apoyo jurídico (al menos desde mi facultad) a los comités y gremios encargados de organizar las marchas y otros espacios. Nótese que digo "se están dedicando" porque realmente yo a duras penas tengo ánimos para existir y, lo acepto, no he salido a ninguna de las marchas por el covid. Sólo de pensarlo me tiembla todo porque sé que soy un potencial paciente de riesgo así que he preferido participar a la distancia de las aulas abiertas de discusión y en las propuestas que se crean desde la facultad para informar a través de redes sociales y cosas por el estilo. 

Antes de la última semana de abril realmente me estaban, perdonen la expresión, rompiendo el culo en las clases. Actualmente sólo estoy cursando dos materias porque el horario de mi trabajo realmente hace imposible involucrarme en más de eso. Una de esas es Derecho Civil: Obligaciones y la otra es Derecho Penal Especial. Ni siquiera sé cuál de las dos entiendo menos, o peor, cual de las dos me gusta menos. Estoy realmente desmotivada porque hasta ahora todas las asignaturas habían llamado mi atención pero es que esto es como una píldora para dormir para mí y si a eso le agrego la carga académica que exige cada una... you guys, I'm about to DROP THE FUCK OUT. A ratos recuerdo esta frase de Rory y medio vuelvo en mis cabales... medio. 


3. Familia.


Yo sé que junto a esa imagen lo que voy a decir sonará muy inmaduro de mi parte pero realmente no encontré otra forma de lidiar con todo lo que ha pasado últimamente con mi familia más que añadirle algo de humor. Empecemos por partes.

Me fui de casa hace unos meses. Obviamente a mis padres no les gustó para nada la idea, especialmente porque no tenerme en casa es igual a perder todo tipo de "control" que pudieran tener sobre mi vida, que no es como si tuvieran mucho desde la primera vez que me fui. Al recuperar mi trabajo y un poco mi estabilidad económica sentí la necesidad casi asfixiante de irme a la mierda lejos de esa casa. Hemos tenido un montón de peleas a raíz de eso pero he encontrado muy gratificante que ya no siento la presión de involucrarme en todos los dramas familiares o participar dando mi opinión y simplemente puedo, ya saben, apagar el celular y fingir que estuve dormida toda la tarde del domingo. Es muy refrescante tener mi espacio, poder dormir hasta la hora que quiera, comer lo que quiera (que con mis problemas de alimentación es una bendición y una tortura al mismo tiempo), hablar cuando quiera y simplemente callarme cuando quiera también. 

A pesar de todo eso si he tenido mucho tiempo de reflexionar la forma en la que mi familia ha llegado a influir en mi vida y en muchas de mis decisiones. No soy la mejor persona del mundo, eso lo acepto y convivo con los miles de errores que he cometido día a día, pero muy dentro de mí sé que la raíz de eso viene de aquella crianza estricta y constreñida. Mi ansiedad, mis pensamientos irracionales y esa constante necesidad de ser la mejor en todo vienen de esa madre exigente que no aceptaba un resultado menos que el excelente, la estrellita dorada en las calificaciones y las felicitaciones de los profesores. Mi dificultad para relacionarme con otros y ese deseo que solía sentir por simplemente agradarle a todo el mundo vienen del mismo lugar: Una familia inestable, sin amor, llena de tensiones no resueltas y de sonrisas falsas que azotaban puertas apenas las visitas se marchaban. 

Todos los días intento reencontrar a esa niña que vive dentro de mi, abandonada y sola, exiliada por mi afán en crecer deprisa y hacer todo aquello que creí que me llenaría de alguna forma. Intento lavar sus heridas y vendarla, darle de comer porque se lo merece y porque su cuerpo es perfecto para lo que fue diseñado: correr, saltar, bailar... existir. A menudo siento que nunca podré ser una mujer completa porque siempre estaré volviendo a esa niña rota a la más mínima dificultad pero sé que me lo debo a mí misma, más allá de lo que sea que haya pasado en mi familia o de lo que ellos decidan seguir siendo, es mi deber velar por mí misma y justamente eso intento ahora que al fin tengo el espacio para hacerlo. 

He aquí un meme para distraer la atención de mi desnudez emocional en el párrafo anterior :D

5. Salud mental. 


No voy a mentir diciendo que he mejorado considerablemente desde la última vez. Aún es muy difícil levantarme por las mañanas y hacer cosas que para todo el mundo podrían pasar como simples y banales. Suelo saltar muchas comidas y luego comer en exceso algunas noches para después pasar varios días castigándome por esos arrebatos. He entrado y salido de terapia en varias ocasiones los últimos meses, en algunas ha sido por cuestiones económicas y otras porque simplemente no logro enfrentar el peso de tener que repararme a mí misma. 

Aún tengo problemas para dormir y otros días parece que eso es lo único que puedo hacer: pasar horas inconsciente tirada en mi cama sabiendo que hay un mundo entero de cosas pendientes esperándome al despertar. Estoy más irritable de lo normal por la misma falta de sueño y ha empezado a afectar relaciones con compañeros de trabajo y otras personas. 

A pesar de todo eso sigo celebrando mis pequeñas victorias como ser capaz de levantarme al primer toque de la alarma, forzarme en ocasiones a comer un desayuno que realmente me dé energía en lugar de tomarme un café inhumanamente cargado, soltar el celular en ocasiones y mirar al cielo o simplemente sentir la brisa golpearme el rostro. Cuido mi piel, mi cabello y mis dientes porque sé que muchas veces son la raíz de mi inseguridad e intento decirme palabras amables en lugar de mi habitual "ojalá ME MURIERA" al mirarme en el espejo.

Es un trabajo largo, agotador en muchas ocasiones, pero alguien tiene que hacerlo y lamentablemente alguien determinó que esa debía ser yo ¯\_(ツ)_/¯

6. Ocio. 


Dedicarme al ocio ha sido difícil también (por favor, Dios, déjame disfrutar al menos de UNA COSA) pero intento ver alguna película de vez en cuando... a pesar de que suelo volver a mirar las mismas con las que he estado obsesionada desde los 15 años y prácticamente puedo recitar todos los diálogos de Mean Girls en este punto. No he estado leyendo mucho y, de hecho, hoy 25 de Mayo puedo decirles amigos que siguen este blog de lecturas que no he podido finalizar un sólo libro en el mes. 



Sé que lo he mencionado varias veces pero estoy haciendo lo mejor que puedo.  He intentado escribir algunas historias y he tenido éxito aunque la proporción entre las que he iniciado y he finalizado vs las que he iniciado y he abandonado no es exactamente equitativa. Aún así, es una más de mis pequeñas victorias. También he estado escribiendo cosas más personales en un diario, ya SÉ que tengo 22 años, pero llevar diarios es un hábito que llevo cosechando casi 15 años y no estoy dispuesta a abandonarlo ahora. Me cuesta un poco más de trabajo, sí, pero al final del día cuando he estado peleando con mi cabeza durante horas siento que escribir es como recibir gotitas de agua fría refrescándome la mente. 

Yo sé que a algunos de ustedes podría parecerles que decir todas estas cosas en una entrada pública de un blog también público puede ser ¿¿¿innecesario??? También sé que no soy nadie para dedicarme a inspirar a otros con mi historia y mis miles de fracasos pero sé que, tal vez, en algún lugar, alguien necesita leer esto ahora y sentir que no todos tenemos la vida resuelta a esta edad como se espera, que no todos tenemos rutinas súper productivas en las que volcar nuestra energía, que a veces nos cuesta dormir y otras despertar, algunas veces se nos anuda la boca del estómago y ningún alimento es capaz de atravesar la barrera de palabras no-dichas que nos constriñe de adentro hacia afuera... Alguien allá afuera tal vez esté sintiéndose así como yo y quisiera decirle que no está solo. 

Es difícil sentirse como una mierda cuando todo el mundo parece ser feliz con cosas mínimas y tú te sientes egoísta por no disfrutar el hilarante hecho de simplemente estar vivo y seguir despertando todos los días, pero no siempre nos sentiremos así. Algún día te levantarás de la cama, después de trabajar por días, semanas, meses o años de trabajo introspectivo, y sentirás que tu corazón ya no se siente pesado como el plomo en tu pecho. 

Hasta entonces, ten fuerza y yo también intentaré tenerla. 

Gracias por leer este apasionante episodio de ME, A 22 YEAR OLD MILLENIAL COMPLAINING ABOUT LIFE, nos vemos en la próxima!

PD: Perdón si hay algún error ortográfico o de gramática pero, siendo honesta, si releía esta entrada antes de subirla sé que iba a terminar por arrepentirme.

Weekly K-pop boy: Wong Yukhei (Lucas) de NCT <3




6 comentarios:

  1. Hola!! yo también siento que no estoy haciendo nada con mi vida y es verdad yo lo veo a otros felices y no se pero yo en su mayoría me siento mal debe ser también porque soy una Persona Altamente Sensible y todo me pone sentimental y me deprimo, gracias por contarnos como estas, me identifique con muchos aspectos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    No sabes cuanto me ha ayudado la entrada, estoy más o menos igual, siento que no avanzo, retrocedo y me voy volviendo gris, familia, casi igual, aunque todos los días estoy rodeado de gente, nunca me he sentido tan solo.
    Gracias por la entrada
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Mary!
    Gracias por hablarnos de ti, una entrada nada fácil. Entiendo como te sientes y lo difícil que es seguir adelante días tras días, lamentablemente la resiliencia y el ser positivo no son un escudo mágico que nos proteja automáticamente de la depresión. Te deseo mucha fuerza y mucho ánimo. La vida está llena de altibajos y no todo lo que brilla es oro, muchos aparentan una felicidad que en realidad no sienten.
    Un gran y fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Mary! Gracias por tenernos al tanto de tu vida, estoy segura de que escribir esta entrada no ha sido fácil.
    1. Me alegro de que sigas teniendo trabajo y que no se te haga pesado, pese a no ser de tu campo.
    2. Lástima lo de esas asignaturas que te están costando porque no estás motivada. No puedo decirte más que lo que dices en tu meme: no estarás ahí para siempre. ¡Ánimo!
    3. Sobre tu familia: pues me alegro de que te hayas independizado un poco y más si te encontrabas necesitada de espacio propio. Gracias por compartir todo lo que nos has contado. Sé lo que es vivir con una familia exigente, pero con la mía no me llevo tan mal como tú con la tuya.
    4. Vaya, qué lástima que no estés leyendo... Y lo del diario no me parece mal en absoluto. En cuanto a escribir, buah, me alegro de que hayas logrado terminar algunas cositas :)
    5. Me alegro también que las terapias te vayan bien. No tienes que desanimarte, vales tanto como cualquiera.

    Un abrazo,
    Laura.

    ResponderEliminar
  5. Hola Mary :) te admiro luego de leer este post súper personal. Espero de todo corazón que poco a poco, pasito a pasito vayas avanzando y sintiéndote mejor contigo misma. No es un camino fácil y tampoco todo cambia en nuestra mente por arte de magia, pero es bueno saber que has asistido a algo de terapia, porque no siempre tenemos las herramientas para poder sanar solos. Sigue escribiendo en tu diario, porque me parece que es una excelente forma de ir soltando lo malo.

    Que bueno que te hayas independizado y que puedas hacer lo que quieras, a tu ritmo... no hay nada peor que tener que vivir bajo los términos de otras personas.

    Éxito en tus estudios!, aunque las asignaturas estén aburridas por ahora, si te gusta tu carrera, ya mejorará!.

    Gracias por un nuevo capitulo de "La vida de Mary Blue" <3. Te mando un abrazo gigante desde la distancia ^^ y para la próxima entrada volveré a hacerte reír como es debido.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! La verdad es que es muy complicado organizar tantas cosas y además encontrar un hueco para el blog, casi hacer malabares, mucho ánimo, me ha encantado que hayas puesto las fotos de la serie de Las chicas Gilmore porque la estoy viendo ahora y me está ENCANTANDO. Y gracias por haberme recomendado la página de libros. Un abrazo.

    ResponderEliminar